Yoga Post-parto

Yoga Post-parto

En las prácticas de Yoga post-parto usamos herramientas del Yoga, como técnicas respiratorias (pranayamas), prácticas físicas (asanas), relajación y meditación para, a través de ellas, generar un estado de equilibrio físico, emocional y mental que ayuda a activar los procesos regenerativos del cuerpo después de momentos tan importantes y tan influyentes, tanto a nivel físico como psicológico, como el embarazo y el parto. A través de las prácticas las amatxus fortalecen y regeneran a nivel físico, incidiendo especialmente en la zona pélvica, y trabajan sobre la calma de emociones y mente a nivel psicológico, además, equilibramos la energía vital y nos damos un espacio para parar y sentir. El compartir la práctica con el bebé, quien también tiene una parte en la clase, nos ayuda a crear lazos más íntimos y a construir una conexión mágica con ella o él. Es un espacio ideal, a su vez, para compartir experiencias y dudas con otras amatxus que están atravesando la misma etapa en un contexto de calma y de no-juicio.

Todas las amatxus, junto a sus bebés, tengan o no experiencia en yoga, son bienvenidas y pueden empezar a practicar desde los 40 días desde el parto o a las 6 semanas del bebé.